2499026-3516195.jpg

Algunas publicaciones sobre la crisis económica actual

Interrumpimos la publicación de los resultados obtenidos en el trabajo de prospectiva llevado a cabo el pasado año para incluir algunos cometarios surgidos de la lectura de varios libros recientes sobre la crisis económica.

Los veranos son magníficos para quitarse de en medio asignaturas pendientes. No me refiero a las clásicas de septiembre, que ahora con Bolonia, por cierto, son de julio, sino a libros en lista de espera o a los leídos a retazos y a trompicones en la vorágine del vivir del resto del año.

La limpieza ha sido muy buena para mí este mes de agosto. A parte de varios otros de materias diversas he dado cuenta de algunos económicos de los últimos tiempos dentro de los que se incluyen, entre los españoles, a los Abadía, Recarte, Luis de Guindos, Guillermo de la Dehesa, Niño Becerra y varios otros. Todos habían sido leídos a medias en su momento pero esta vez han sido objeto de una lectura reposada y subrayada, sobre todo los más recientes.

El de Guillermo de la Dehesa al que me refiero es “La primera crisis financiera del siglo XXI” que lleva en las librerías, como se sabe, algo más de un año. Es un libro enciclopédico sobre la crisis actual, enormemente documentado y trabajado y que, como siempre ocurre con este autor al que me une una cierta amistad, da una inmensa luz sobre las cosas, producto quizá de que combina las teorías e interpretaciones de los fenómenos económicos aportadas por autores muy diversos con los hechos fehacientes, con las estadísticas y los datos, con las recomendaciones pertinentes de política económica, con las propuestas de reformas y con la sugerencia de actuaciones inmediatas que deberían ponerse en marcha.

Es una visión mundial y comprensiva de la crisis, pero su concentración en el caso de España es magistral, no quedando nada fuera de la aguda mirada del autor, de su inteligente interpretación de los hechos y de su preocupación por que las cosas se resuelvan.

El libro es un paso más, muy destacado, en la impresionante obra de de la Dehesa. Cualquiera que siga sus libros, artículos y publicaciones diversas, aparte de sus actividades internacionales y de todo tipo y de sus relaciones estrechas con los grandes pensadores económicos actuales, estará de acuerdo conmigo en que de la Dehesa es un pilar del pensamiento, el análisis, la política y otros componentes de la ciencia económica. Su obra escrita es sólida, continuada, coherente y brillante. Ante cualquier hecho nuevo y relevante muchos esperamos siempre su opinión en la prensa escrita. Dicha opinión nunca se hace esperar demasiado y siempre es luminosa.

Nuestra sociedad debe estar agradecida a este autor, no sólo leyéndolo y siguiéndolo, sino dándole la importancia que merece y concediéndole los honores que para estas labores deberían existir en nuestra sociedad.

Un libro excelente

Yo leo bastante economía pero hacía mucho tiempo que no leía un libro igual, probablemente desde que leí “Structural Slumps: The Modern Equilibrium Theory of Unemployment, Interest, and Assets” de Edmund Phelps, publicado en 1994 y que en gran manera contribuyó a la concesión a su autor del Premio Nobel de Economía de 2006.

Es un libro excelente pero si uno lo mira bien no existen en él muchas cosas realmente nuevas en cuanto a la crisis actual, sus orígenes y sus consecuencias. De hecho es difícil que las haya con toda la tinta que ha corrido sobre el tema en sólo dos años y medio, pero no importa, sus explicaciones son tan notables, sus fundamentos intelectuales tan sólidos, sus referencias tan exhaustivas y sus argumentos tan convincentes que da gusto leer una obra así.

Por supuesto que se repiten las explicaciones conocidas sobre la crisis financiera tales como:

— el papel desencadenante de las hipotecas subprime;
— el apalancamiento excesivo de, familias, bancos, administraciones públicas y todo tipo de instituciones;
— el increíble boom inmobiliario al que nadie ha sabido poner coto, con especial referencia a los Estados Unidos y a España;
— el impresionante fenómeno de las burbujas bursátiles con la especulación sin freno como fondo y con sospechas manifiestas de que Wall Street, y por tanto USA, ha engañado al resto del mundo, haciendo desaparecer muchas de sus inversiones;
— el terrible y peligrosísimo sistema financiero creado, especialmente en los Estados Unidos, con los bancos (instituciones que han llegado a ser tenebrosas e infundir pánico) como sustento, con todo su maremágnum de hedge funds, derivados diversos, paquetes, titulaciones y decenas de otros instrumentos destinados en el fondo a afanar y defraudar;
— el insultante fallo de las empresas de ráting;
— la clamorosa incapacidad de las instituciones reguladoras, económicas, financieras y bursátiles para realizar su labor; y
— la capacidad de nuestras economías para trabajar bajo teorías e interpretaciones falsas.

A ese último tema de las erróneas concepciones económicas se refiere el autor con gran extensión, recogiendo de manera muy detallada las notables aportaciones teóricas hechas en los últimos años, muchas de ellas merecedoras de premios Nobel de economía, relacionadas con las malas prácticas y los errores que dominan el funcionamiento del capitalismo.

Todas sus explicaciones se hacen, sin embargo, con bastante más profundidad, extensión y visión de conjunto que en el caso de muchos otros autores y con unas explicaciones históricas exhaustivas de la evolución económica del capitalismo de los últimos cien años, con especial referencia a sus crisis, a sus burbujas y a sus errores de interpretación de los hechos y de concepción de la teoría económica.

Todos los capítulos desbordan lógica, sabiduría y erudición profundas, tanto el dedicado a los orígenes macroeconómicos de la crisis financiera, con sus referencias a los grandes desequilibrios externos globales, como el de los orígenes de economía política de la crisis, el de los desencadenantes de la crisis y sus efectos sobre la economía real, los de las respuestas llevadas a cabo por gobiernos y otras instituciones en términos de políticas fiscales y monetarias, el de las ayudas y rescates bancarios, que constituye en sí un manual de consulta difícil de encontrar en otro sitio, y los dedicados, en fin, a los cambios financieros necesarios y las reformas regulatorias precisas para después de la crisis, amén del dedicado a España y a su recuperación.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario