Aplicaciones industriales de la Electromiografía

Ampliar, controlar y sacar fuera del cuerpo humano los impulsos eléctricos a través de los que se comunican las células unas con otras en el interior de dicho cuerpo, es uno de los retos más grandes que tiene hoy la comunidad científica y tecnológica mundial. Se supone que alrededor de esa tarea surgirán artefactos diversos que incorporándose a la fisiología del hombre, y de ciertos animales, por supuesto, permitirán actividades muy diversas hoy desconocidas. La actuación a distancia del cerebro y de los músculos puede ser una de ellas y la fabricación de los aparatos para conseguirla, incorporados al hombre, o mejor dicho, insertados en su naturaleza física, pueden dar lugar a fenómenos económicos tan destacados como los que han supuesto para el mundo en los últimos diez o quince años la telefonía celular y la revolución digital en general. Un segundo fenómeno, previsible también, es la transformación del hombre en un ser simbiótico con el ordenador y con implantes tecnológicos diversos que expandan sus capacidades, en este caso, fundamentalemente sus capacidades mentales. El vídeo que se incluye en este post, relacionado con la Electromiografía, es un ejemplo de los balbuceos actuales del hombre en esa dirección.

En este segundo vídeo se tiene acceso a uno de los muchos experimentos que se están llevando a cabo en la actualidad en muchos centros de investigación de todo el mundo en relación con la Electromiografía. No tiene exactamente relación con la medicina. Se trata más bien de conocer el comportamiento de nervios y músculos al hacer diversos movimientos controlados para de ello deducir posibles aplicaciones. Se puede pensar, de hecho, y a algo de ello se refieren los responsbles del proyecto, que si se conocen los electromiogramas de movimientos voluntarios realizados por una persona, no sería difícil imaginar que procediendo a la inversa, de dichos electromiogramas se puedan crear órdenes para los músculos y nervios de personas con dificultades para la realización de movimientos, entre otras aplicaciones.

El proyecto, como se vé, se realiza en el Centro de Investigaciones Técnicas de Guipuzkoa (Ceit), un centro relacionado con la Universidad de Navarra que fue creado en en 1982. El principal objetivo del centro es llevar a cabo proyectos de investigación industrial aplicada en colaboración con laboratorios y departamentos de I+D de todo tipo.

El ordenador y su conexión con otros instrumentos constituyen piezas importantes de la investigación al igual que la tecnología relacionada con el electromagnetismo en general y con las telecomunicaciones. Como en muchas otras investigaciones los equipos de investigadores tienen miembros procedentes de pofesiones diversas con lo que la investigación es, por definición, multidisciplinar.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario