4096027-6215575.jpg

Claude Shannon y la Teoría de la Información (I)

Iniciamos en este post un breve recorrido por la obra de Claude Shannon, padre de la Teoría de la Información. Utilizamos el libro de James Gleick sobre la Información del que ya hemos hablado en posts anteriores, aunque hacemos referencia también a otras fuentes y a ciertas experiencias personales relacionadas con el tema. Pedimos perdón al lector por dichos comentarios de carácter personal pero nos ha parecido interesante utilizarlos por su relación con la Teoría de la Información. Muchos profesionales de mi edad que, como yo, han vivido y se han visto involucrados en el advenimiento de la Sociedad de la Información, su evolución hacia una posible Sociedad del Conocimiento y el desarrollo de la Economía de la Información y el Conocimiento puede que lo encuentren adecuado. Verán quizás parte de su vida reflejada en el recorrido histórico que hace Gleick por estos temas.

Supe de Claude Sahnnon (1916 – 2001) y me enfrenté a su obra, ”La teoría matemática de la comunicación”, muy tempranamente en mi vida profesional y académica. Fue en 1969 cuando después de unos largos estudios de ingeniería, de obtener el doctorado y de trabajar como ingeniero de producción en la industria del automóvil más de cuatro años, me marché por primera vez a ampliar estudios a los Estados Unidos. Fui aceptado en la Moore School of Electrical Engineering de la Universidad de Pennsylvania, el lugar histórico donde se construyó el ENIAC (primer ordenador), por parte de John Presper Eckert (1919 – 1995) y John William Mauchly (1907 -1980) (1). Formé parte del Computer Science Department en el que todavía había recuerdos de dicho proyecto.

Mi curiosidad, entonces como ahora, era insaciable, y además de seguir los estudios del departamento en el que estaba quedé fascinado por lo que descubría a diario en la Universidad. Tuve muchos amigos y amigas, por ejemplo, en el Departamento de Antropología que estaba muy cerca de Moore School y que vivía entonces una etapa de esplendor. Me entusiasmé con la Annenberg School for Communication en la que estudiaban varios amigos latinoamericanos. El Departamento de Economía en el que muy pronto hice amistad con Lawrence R. Klein (1920 – ), el premio Nobel de Economía de 1980, con Jerry Adams, Jere R. Berhman, Edwin Mansfield (1930 – 1997), con el que estudié “Economía de los Cambios Tecnológicos”, y otros, literalmente me deslumbró. La Wharton School fue el lugar donde recalé por más tiempo, en la que ya entonces tomé un número importante de mis créditos y a la que volví varios años después. No se quedaron fuera de mis intereses los departamentos de Español y Lenguas Romances, el de Ciencias Sociales y algo, aunque en aquella época estaba lejos de esta materia, el Departamento de Biología, que siempre ha sido muy destacado en la Universidad de Pennsylvania, y el de Psicología. Menos relacionado estuve, debo decirlo, con departamentos como los de Física y Filosofía, que también eran de primera categoría. Con la segunda de estas materias sí que tuve una cierta relación, especialmente a través de Russell Ackoff (1919 – 2009), que había hecho su doctorado en el Departamento de Filosofía con Charles West Churchman (1913 – 2004), quien a su vez había hecho su tesis doctoral con Edgar Arthur Singer. (1873 – 1954) profesor de filosofía en la Universidad de Pennsylvania de 1909 a 1943. Singer había trabajado con William James en Harvard y aunque no se declaró perteneciente al pragmatismo americano sí estuvo influenciado por esta corriente de pensamiento filosófico. Churchman, Ackoff y otros procedentes de ese mundo orientaron su actividad como investigadores y profesores hacia la Investigación Operativa y el Management. Estudiar y trabajar con ellos fue toda una experiencia. Me introdujeron, por ejemplo, en el mundo de William James (1842 – 1910), Charles Sanders Peirce (1839 – 1914) y John Dewey (1859 – 1952), los tres grandes pragmatistas americanos de los primeros tiempos de esta filosofía.

A diferencia de otros estudiantes españoles que conocí, que se volvían rápidamente en vacaciones a España y que lo único que hacían era asistir a clase, mi inmersión en la Universidad fue total. Las impresionantes bibliotecas abiertas 24 horas y cuyas facilidades de todo tipo me hacían verlas como paraísos, los departamentos de investigación en varios de los cuales trabajé, los profesores con los que hice amistad, en parte porque era un estudiante maduro con experiencia de trabajo y con una edad algo superior a la media, y muchas otras experiencias, hicieron que los más de cuatro años que pasé en la Universidad de Pennsylvania, en dos épocas distintas, fueran unos años gloriosos.

Al terminar en Moore regresé a España, pero tres años después, fui admitido en Wharton y volví placentero, esta vez recién casado y dispuesto a profundizar en temas que había dejado abiertos la primera vez. Fueron casi tres años bellísimos, incluyendo acontecimientos de primera magnitud en mi vida, como el nacimiento de mi primera hija. Muchos otros de naturaleza intelectual tuvieron también lugar en aquellos años. Hice un MBA pero más importante que eso fue mi entrada a hacer un PhD en el Departamento de Social Systems Sciences creado por Russell Ackoff y en el que enseñaba e investigaba un plantel de destacadísimos personajes, incluyendo Tom Saaty, Eric Trist (1909 – 1993), C. West Churchman, Fred Emery (1925 – 1997), y quien llegó a ser mi gran amigo y director de mi tesis, Hasan Ozbekhan (1921 – 2007).

____________________________
(1) Electronic Numerical Integrator And Computer (Computador e Integrador Numérico Electrónico). Fue construido durante los años de la segunda guerra mundial y utilizado por el Laboratorio de Investigación Balística del Ejército de los Estados Unidos. Se presentó en público en febrero de 1946 y fue desconectado para siempre en octubre de 1955.
(2) Publicado en el “Bell Systems Technical Journal” Volumen 27, Julio y octubre de 1948

(Continúa en el post que sigue)

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.
Post anterior

Claude Shannon y la Teoría de la Información (II)

Post siguiente

Robert Boyle (y III)

Deja tu comentario