Cosas que desaparecerán en el futuro. El papel y los sitios a los que irá

El siguiente tema analizado en el número de la revista “The Futurist” que venimos revisando, correspondiente a septiembre-octubre de 2013, es el del futuro del papel y lo que los hombres hacemos con él en relación con la escritura, la impresión y en general como soporte de información todo tipo. Es un terreno que todos estamos viviendo muy de cerca ya que una mayoría de personas tiene estrecha relación con periódicos, libros y publicaciones muy variadas. La escritura constituyó una revolución muy pronto en la historia de la humanidad y también lo fue, y seguramente una revolución incluso superior, la invención de la imprenta por parte de Gutemberg en la primera mitad del siglo XV. Es impresionante que algo como la imprenta que llevó al mundo a la modernidad y al avance espectacular de los conocimientos y a su difusión, pueda desaparecer de nuestro mundo en cuestión de pocos años. ¿Qué será de los libros y de la revistas y, todavía más importante en términos económicos, qué será de las imprentas y la grades rotativas?.

Cosas que desaparecerán en el futuro. El papel y los sitios a los que irá
Paperless (sin papeles), Cashless (sin papel moneda y sin monedas) y Wireless (comunicación sin hilos).

El futurista David Pearce Snyder cree que hacia el año 2030 viviremos todos sin papeles, sin papel moneda y basando toda nuestra actividad personal y profesional en la comunicación sin hilos. Cree que él, como todos, tendrá que adaptarse a ese nuevo mundo y piensa que las dos segundas circunstancias no representarán un problema. La primera le parece mucho más difícil acostumbrado como está, como prospectivista, a realizar su actividad apoyada en información escrita en papel, en libros impresos, en revistas y en informes de todo tipo recogidos siempre en papel. Piensa además que su trabajo será más difícil que actualmente ya que aunque su despacho está siempre lleno de montañas de papel hasta el punto de parecer que todo está desorganizado y desordenado, él sabe muy bien donde está todo, está acostumbrado a trabajar en esa selva de documentación y siente gran facilidad, y de hecho gran placer, en trabajar de esa forma. Considera que la información se está desmaterializando y está dispuesto a acostumbrarse a ello, pero cree que necesitará adaptarse al ciberespacio, conseguir habilidades que ahora no tiene y adquirir confianza en las tecnologías de la información.

La biblioteca privada

Una pregunta que se hace mucha gente es la de si las grandes bibliotecas personales, las grandes acumulaciones de libros que decoran muchos viviendas familiares y los salones con grandes librerías de los domicilios privados, desparecerán. Si es así la decoración misma de los hogares cambiará de manera importante.

Lane Jennings se refiere a esta cuestión y cree que guste o no los hechos muestran que cada vez se comprarán menos libros, y señala que gran parte de los libros que acumulan las personas privadas son diccionarios, enciclopedias y libros de referencia, los cuales son los que más fácilmente será posible encontrar on-line en la Red.

Papeles que manejamos hoy desaparecerán de nuestras vidas mañana.

Puestos a imaginar cosas basadas en el papel que desparecerán en el futuro la lista resulta interminable. Karl Albrecht, un ejecutivo, consultor en el terreno del management, futurista, conferenciante y autor de un número importante de libros, señala la posible desaparición de los siguientes servicios actuales:

1.- Los servicios de correos. Ya hoy una mayoría de las cartas que se distribuyen y se reciben son en gran manera propaganda sin uso, recibos, facturas, multas y mucho correo basura.

2.- Los cheques personales. Todos nos sorprendemos de lo mucho que se utilizaban estos documentos hasta hace unos años y lo poco que se utilizan hoy. Todos los pagos y transferencias serán electrónicos con el tiempo.

3.- Los periódicos. La crisis de los periódicos está en la calle en todo el mundo. Todavía no se sabe cuál será el final de esta destacada industria pero la digitalización de la prensa está en marcha y cada vez son más los periódicos que desparecen o se transforman en digitales. La publicidad que los ha mantenido hasta ahora se está trasladando a Google, Facebook y a otras grandes plataformas sociales. Los hábitos de lectura están cambiando y también la búsqueda de información, en lo que para empezar prima lo instantáneo.

4.- La revistas. Lo dicho para los periódicos puede extenderse a las revista de todo tipo. Todas las actuales tienen su versión digital, muchas veces gratis, y todas se esfuerzan por sobrevivir sin saber todavía el modelo de negocio que las mantendrá a flote. Los blogs, foros, debates y en general la participación directa de los usuarios es algo que se busca con insistencia, pero incluso en esas actividades se nota a veces la superabundancia de información.

5.- Los libros. Hay grandes dudas sobre la supervivencia de los libros. Desde un punto de vista comercial y práctico los e-books con sus bajos precios y su inmediatez empiezan a tener grandes ventajas sobre los libros en formato tradicional. El libro sin embargo tiene una serie de componentes subjetivos que puede contribuir a que no desaparezca completamente y a que de hecho sea complementario de otras formas digitales como los mencionados e-books, los vídeos, los video-books, las presentaciones y otras. En el proceso de transición muchas editoriales desaparecerán por no saber adaptarse a los nuevos soportes.

6.- Tarjetas de Felicitación y Christmas. El autor de estas predicciones cree que los tarjetas de felicitación y los tarjetones son de las cosas más inútiles que existen debido a su corta vida y a su carácter efímero. Sugiere que pudieran mantenerse entre nosotros si se hiciera reutilizables y en todo caso aprovechables biodegradables.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario