tiendas

Cosas que desaparecerán en el futuro. Las tiendas.

El Grupo 5 de cosas que desaparecerán o no ocurrirán hacia el año 2030 según el informe de la revista The Futurist que venimos comentando se refiere a las tiendas al por menor actuales. Todos tenemos la experiencia de lo importantes que son estos comercios hoy y lo llenas que están todas las ciudades de ellos. Durante años han sobrevivido al empuje y a la competencia de los grandes almacenes y de las grandes superficies, pero puede que otras amenazas como Internet y los terminales móviles inteligentes terminen con ellas.

Cosas que desaparecerán en el futuro. Las tiendas.
Carencia de locales para las tiendas pequeñas al por menor.

Barry Minkin, un consultor y futurista norteamericano que concentra su actividad en el área de la Bahía de San Francisco, y que es muy conocido por sus claras explicaciones sobre cómo funciona la economía real, considera que hacia el año 2030 habrá una fuerte escasez de locales y sitios adecuados para pequeñas tiendas en las grandes ciudades. Muchos de esos espacios estarán ya ocupados por las grandes cadenas de comida rápida o cafeterías conocidas, como McDonald o Starbucks, que son los grandes especialistas en la identificación de dichos espacios.

Sugiere que muchas marcas tendrán que inventar nuevas maneras de vender, como el uso de kioskos o venta ambulante sofisticada.

Esta predicción contrasta con la experiencia vivida por países como el nuestro en los casi seis años de crisis que llevamos. En las grandes ciudades españolas hay hoy locales disponibles en cualquier esquina que uno necesite, cosa que curiosamente, también prevé Minkin al considerar que Internet puede contribuir a solucionar el tema de la escasez de buenos locales al hacer que muchas tiendas echen el cierre.

El consumismo en la era de Internet

Más lógicas y coherentes parecen ser las predicciones de John P. Sagi, Profesor de Dirección de Empresas del Anne Arundel Community College de Baltimore, que considera que las tiendas como las conocemos hoy pueden desaparecer en gran manera para el 2030. Todas las ventas se harán en esa época por Internet y utilizando los terminales móviles. Los niños puede que hagan entonces preguntas a sus madres del tipo, ¿Mamá, qué es una tienda?.

Cree que en esos años no habrá tiendas, sólo “Casas de Demostración” en las que no se venderán los productos sino que se mostrarán y permitirán su prueba. Todo será electrónico y los productos, por ejemplo, en el caso de la ropa, no se almacenarán todos en las tiendas. Habrá una muestra y las pruebas en lo relativo a tallas, colores y otros aspectos se harán con sistemas en Internet (muy probablemente alojados en la nube).

Los pedidos y su pago se harán desde el propio domicilio del comprador y la entrega tendrá lugar directamente desde las fábricas o desde centros logísticos especiales que los enviarán con sistemas muy avanzados en los que probablemente se incluirán los drones.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario