Cosas que desaparecerán en el futuro. Smartphones. Programas tradicionales de TV. Señales en las Carreteras

De todas las categorías de cosas que desaparecerán en el futuro que venimos revisando en este blog siguiendo el reportaje de “The Futurist” de septiembre-octubre de 2013, la más sorprendente es la que hace referencia a aparatos y actividades tan populares hoy en día como los Smartphones o los programas de televisión. Varios autores se refieren al avance imparable de la capacidad de computación incorporada a la ropa y a los instrumentos de uso corriente como relojes, gafas y otros. Es el mundo de los “wearables”. Hacemos la observación de que para entender lo que se dice a continuación hay que saber que no son predicciones, sino simples conjeturas. Es decir, muchos de los procesos o acontecimientos que se indican ocurrirán con precisión pero otros puede que no ocurran jamás.

Cosas que desaparecerán en el futuro. Smartphones. Programas tradicionales de TV. Señales en las Carreteras
Adios a los Smartphones

El autor de la nota que se refiere a este tema, Paul Saffo, un prospectivista muy conocido en las Estados Unidos, se sitúa en el año 2030 y hace una retrospectiva de lo que pasó con los Smartphones desde 2013 a dicho año en el futuro. Recuerda que el primer Smartphone apareció a mediados de los 1990 pero que pronto fueron IPhone y Android los que cambiaron el paisaje de las comunicaciones móviles. Indica en su historia que ya para el 2010 cualquier aparato con un teclado físico se consideraba tan obsoleto como los teléfonos con dial giratorio del pasado. Observación, dicho sea de paso, que no parece muy acertada.

Dice que en esa fecha la voz comenzó a entrar en las apps, en los juegos de ordenador y en los tweets. Para él resulta irónico, visto restrospectivamente, que fuera la voz la que eliminara a los smartphones. Cuenta que hacia el 2013 robustos sistemas de reconocimiento de voz basados en la Inteligencia Artificial comenzaron a ser instalados en todos los móviles y los usuarios descubrieron sus ventajas. Lo cual sí es verdad.

A partir de esas fechas el proceso de utilización de la voz en todos los terminales se aceleró y la voz, de hecho, eliminó los teclados como ya ocurrió en los ordenadores con pantallas táctiles. La comunicación entre personas se fue haciendo posible a través de pequeños artefactos funcionalmente unidos a aparatos auriculares, gafas, relojes, joyas, vehículos y electrodomésticos diversos.

La traducción automática de idiomas se hizo pronto una realidad y las parejas llegaron a casarse a pesar de no conocer ninguno de los dos el idioma del otro.

El autor hace una consideración final indicando que mirando hacia atrás, desde el año 2030 en el que simula estar viviendo, uno se maravilla de que años atrás la gente se comunicara a través de engorrosos smartphones con lentos teclados manejados con las manos.

Deja dicho, no obstante, que las pantallas y los teclados se seguían utilizando en el 2030 pero sólo en periféricos especiales y desde luego en ningún caso para la comunicación personal.

El futuro de la computación será “wearable” (usable, vestible)

Harish Shah, es un emprendededor, consultor, coach, futurista y fundador de la empresa Stratserve Consultancy de Singapur que escribe una interesante nota sobre la capacidad de computación incorporada al vestido y a los utensilios corrientes. Comienza Indicando que gracias a Google, como bien sabemos, el mundo entero será testigo muy pronto de una pantalla embebida en unas gafas. Recuerda también que Apple empezará muy pronto a comercializar ordenadores en forma de relojes a los cuales ya se les ha denominado como “iWatch”.

Insiste en que los equipos terminales actuales que usamos para acceder a Internet , ya sean pcs, smartphhones, iPads u otros, serán pronto sustituidos por computadores incorporados a la ropa y a los aparatos de uso corriente como relojes, gafas, plumas y bolígrafos. Anunciando, como en el caso anterior, que los terminales mencionados, tan populares hoy, comenzarán muy pronto a disminuir y terminarán desapareciendo como desaparecieron sistemas como el “radio paging”.

La desaparición de los interfaces no inteligentes, de los teclados y de los ratones de ordenador

Alexandre Pupo, un profesional de las tecnologías de la información y editor del Tech-Cast Project y William Halal, profesor emérito de la George Washington University y Presidente del mencionado Tech-Cast, ponen énfasis en la irrupción de la Inteligencia Artificial en todo lo relacionado con la computación y los ordenadores. Incluyen una tabla en la que hacen las siguientes predicciones relacionadas con los ordenadores:

Interfaces Inteligentes: Se difundirán en el 2019 con una desviación estándar de 4 años.

Red Inteligente: Será una realidad en el 2017 con una desviación estándar de 3 años.

Realidad Virtual: Se utilizará generalizadamente en 2019 con una desviación estándar de 4 años

Capacidad de Pensar: Tendrá lugar a partir del 2024 con una desviación estándar de 7 años.

Inteligencia Artificial Fuerte: A partir de 2014 con una desviación estándar de 8 años.

La evaporación del hardware y de la privacidad

Scott Denison, un conferenciante en temas de diseño de la la Ohio State University, anuncia la desaparición de todo tipo de hardware del que llevamos con nosotros en la actualidad, al diseminarse la capacidad de computación por superficies y paredes, por ropa y vestidos diversos y a través de implantaciones en el cuerpo de las personas.

Con ello desaparecerá la privacidad de las personas, ya que estaremos siempre localizados y seremos seguidos por la inteligencia dispersa existente en todo lo que nos rodea.

Televisión y señales de tráfico

Rob Bencini, un economista y futurista de North Carolina anuncia la desaparición de los canales y programas de televisión actuales ya que todo el mundo usará sus ordenadores, tabletas y otros aparatos, para acceder a sus programas especializados favoritos. Dicho de otra forma, desaparecerán los medios de comunicación de masas, como de hecho estamos viendo en la actualidad.

Jim Breaux, un graduado del programa de estudios del futuro de la Universidad de Houston, por último, menciona que muy pronto en estas fechas, y por lo que se refiere a los Estados Unidos, comenzarán importantes programas de reconstrucción de todas las infraestructuras, lo que llevará, entre otras cosas, a la eliminación de los sistemas de señalización actuales. Serán sustituidos por sistemas GPS avanzados incorporados a los medios de transporte utilizados por todos.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario