centrogravedadeconomico (2)

¿De dónde vendrá el crecimiento?.

Abordamos en este post las posibilidades y potencialidades que tenemos para crecer más deprisa en los países desarrollados. El “estancamiento secular” es una gran amenaza para estos países al estar en juego que lo que hasta ahora ha sido el “norte” en sentido de desarrollo se transforme en el “sur”, y lo que hasta ahora era el “sur” se transforme en el “norte”. Además, claro está, del desplazamiento del centro de gravedad de la economía mundial del Atlántico al Pacífico como está ocurriendo ya. Europa para los países cercanos a ese nuevo centro será el “lejano este”, igual que para nosotros hasta ahora, China y Japón eran el “lejano oeste”.

images (4)La situación actual y las predicciones a corto plazo no son muy negativas aunque sí muy volátiles. Las incertidumbres y los riesgos son elevados y lo más probable, basándonos en lo indicado en los dos posts anteriores, es un bajo crecimiento de los países desarrollados, con particular incidencia en Europa, para los próximos años. Es sin duda el “estancamiento secular” del que tanto se habla.

No es extraño ante esa perspectiva que todos nos preguntemos sobre el crecimiento potencial del mundo y sobre la potencialidades existentes para resolver los muchos problemas actuales.

Hay por lo menos cuatro líneas de indagación: a) el crecimiento potencial del PIB; b) el papel de la tecnología en el crecimiento a medio plazo; c) el papel del capital humano y la cultura en general de la sociedad mundial; y d) el papel de la ciencia avanzada y los grandes descubrimientos en marcha, incluidos los relacionadaos con la inteligencia artificial y la intelectualidad.

En cuanto al primero se vuelve en la actualidad a los estudios clásicos del crecimiento potencial con utilización de herramientas históricas como el filtro de Kalman, la curva de Phillips, la ley de Okun, la función de producción y los frenos estructurales. Hay estudios diversos muchos investigadores utilizando estos métodos y todos coinciden en que los Estados Unidos, por ejemplo, podrían crecer un 1,5 % más del crecimiento actual y algo más para el caso del mundo en su conjunto.

En lo relativo al segundo aspecto, distintos autores llevan tiempo refiriéndose a las dificultades actuales para conseguir un crecimiento sólido y estable. Yo mismo he escrito y hablado sobre cuestiones hoy sin respuesta como, ¿por dónde podemos crecer? o ¿de dónde vendrá el crecimiento?, necesario en los países desarrollados y antiguamente industrializados. Precisamente porque la industria se ha venido abajo y no hay nuevas ondas tecnológicas de importancia como las que se vivieron en siglo XX (el automóvil, la electricidad, los electrodomésticos, las mejoras de las viviendas, las telecomunicaciones, el transporte aéreo, la radiodifusión y televisión, los avances en la química  y más adelante el ordenador, las TICs e Internet), las dudas son numerosas.

Es difícil indicar la forma en las que estas dudas, que entre otras cosas están en el aire, se han concretado en algo que capta la atención de muchos y es generalizadamente discutido. Es muy probable que se deba a los  hoy ya famosos dos artículos del conocido economista americano Robert J. Gordon, con el que todos aprendimos sobre los ciclos económicos.  Se trata de: 1) Is U.S. Economic Growth Over? Faltering Innovation Confronts the Six Headwinds, NBER Working Paper No. 18315, de agosto de 2012; y 2) Why Innovation Won’t Save Us, artículo publicado en The Wall Street Journal del 21 de diciembre de 2012.

Sobre dichos artículos hay además una presentación TED del autor, de febrero de 2013, con casi 1.000,000 visualizaciones en estos días. No voy a decir nada nuevo, por tanto, haciendo referencia a esta cuestión. Al final, no obstante, aportaré alguna idea sobre las revoluciones tecnológicamente en marcha, que las hay y son notables. Nos hemos referido, por cierto, a estas conferencia TED en posts anteriores, pero volvemos sobre ellas en relación con las potencialidades existentes hoy, en el mundo en su conjunto y en los países desarrollados.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario