1374911-1817222.jpg

El escenario de la Singularidad

Pero el amanecer estará siempre ahí

Los escenarios normales son tan negativos que resulta esperanzador, como hemos dicho anteriormente, volver la vista a Kurzweil y a su concepto de Singularidad. Para este autor la Singularidad hace referencia a un periodo en un futuro no muy lejano de la humanidad en el que la velocidad de cambio tecnológico será tan elevada y su alcance tan amplio que la vida del hombre en este planeta se verá irreversiblemente afectada. Utiliza este autor ampliamente en relación con ello la “Ley de los Retornos Acelerados”, que él mismo desarrolló en los años 90 del pasado siglo acumulando y analizando muchos datos procedentes del mundo de las tecnologías de la información.

La mayoría de los problemas actuales de la humanidad serán solucionados con el desarrollo de la Convergencia NBIC, desde el cambio climático o el deterioro del medio ambiente hasta la energía necesaria para nuestra existencia, las enfermedades, la ampliación de la esperanza de vida o los conflictos de todo tipo entre los hombres.

Las nuevas-nuevas, o novísimas, tecnologías estarán produciendo en esa época un ser superior, manifiestamente mejorado en el que estará apareciendo una “ultra-inteligencia”. La nanotecnología aplicada a la materia inorgánica permitirá una revolución económica sin precedentes. Los costes de todos los productos descenderán y la producción en sí y la productividad habrán dejado de ser problemas acuciantes. Las materias primas ya no serán escasas y la energía será abundante y barata. La polución, el efecto invernadero y el cambio climático se resolverán también en gran manera. Y, como consecuencia de todo ello, el hambre desaparecerá del planeta y la superpoblación será fácilmente soportada.

Es algo así como si la tecnología que nos ha traído al mundo complejo, complicado y convulso de nuestros días, fuera la responsable de sacarnos de él. Excesivamente bueno para que nos podamos fiar de ello, y muy inquietante además, ya que todo lo que Kurzweil dice se produciría con la aparición del hombre post-humano, algo que este autor admite pero sobre lo que dice lo siguiente:

“Nuestra civilización se mantendrá siendo humana en muchos aspectos, de hecho, será mucho más ejemplar que lo que consideramos humano hoy, aunque el sentido del término humano habrá sobrepasado sus orígenes biológicos”

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario