730387-893204.jpg

El hombre y su vida sobre este planeta (VII)

Maestro y antecesor de esa autora y de muchos otros en este terreno de cambio de la mentalidad humana y aparición de una nueva conciencia, es, Willis Harman, autor de un libro brillante con el que culminó su carrera, su obra en el Institute of Noetic Sciences de California. y su vida. El libro, Global Mind Change, al que nos referiremos de nuevo más adelante, fue aclamado en Estados Unidos a raíz de su publicación en 1998, poco tiempo después de la muerte de Harman, como un “soberbio testamento sobre el espíritu humano destinado al mundo moderno y post-moderno”. (Harman,1998)

Es curioso pero, frente a tanto sistema interpretativo que se viene abajo, frente a un mundo en que no hay verdades absolutas, frente a unas leyes que se reinterpretan continuamente, sólo una cosa parece mantenerse sólida: la tecnología. Para bien o para mal el avance tecnológico continua firme en nuestros días ajeno a sí las leyes físicas se cumplen o no y a sí el hombre tiene dudas sobre la ciencia y las leyes que el mismo construye. Al igual que en la época más pretérita del hombre, la tecnología fluye de forma continua como una realidad a prueba de controversias, y estando o no de acuerdo con la teoría existente. Su utilidad la hace inevitable

La tecnología se mantiene en efecto muy activa movida por fuerzas diversas, entre las que se pueden mencionar a las económicas con un papel destacado. La tecnología evoluciona de una manera autónoma, aunque existan fuertes lazos con los diversos avances científicos. Esta es una de las la tesis sugeridas en el presente trabajo y también la opinión defendida por autores diversos, entre ellos por Langdon Winner en su libro, Tecnología Autónoma, y Ernst Braun en el suyo, Tecnología Rebelde. (Winner, 1979 y Braun, 1986)

Debe preocuparnos sin embargo, las relaciones que pueden existir entre las grandes interpretaciones del hombre sobre su mundo y sobre él mismo y la tecnología que termina abriéndose camino en la sociedad. No hay grandes experiencias en este terreno porque al fin y al cabo la historia de la humanidad consciente no es tan larga como pudiera parecernos. Como hemos dicho anteriormente la historia del verdadero hombre comienza con el Renacimiento lo que significa un periodo de apenas 500 años. Nada en términos de “cosmogonias”. Esta nueva palabra se refiere estrictamente hablando a la formación primigenia de la materia y al origen del mundo, pero en un sentido más particular es también utilizada para designar a las grandes interpretaciones generales del hombre sobre su mundo y sobre lo que el mismo hombre hace en él.

(Foto arriba: FreeFoto.com)

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.
Post anterior

El hombre y su vida sobre este planeta (VIII)

Post siguiente

El hombre y su vida sobre este planeta (VI)

Deja tu comentario