1751135-2375565.jpg

Escenarios alternativos para España hacia 2030 con cierta referencia a los problemas de seguridad

Se da información en las siguientes entregas sobre un estudio de prospectiva realizado por el autor en fechas recientes

Situación actual

Todo estudio de Prospectiva debe comenzar por la elaboración de una síntesis del pasado reciente del sistema sometido a análisis y por la explicación de la situación presente de tal sistema. Deben utilizarse para ello dimensiones establecidas de antemano como la economía, la política, la sociedad y otras sobre las que existan datos objetivos ya que de otra forma unos estarían de acuerdo con lo que se indicara y otros no.

Ese primer esfuerzo sería, dicho de otra forma, un análisis del entorno interno y externo de la sociedad española. En el estudio de prospectiva en general llevado acabo se intenta tener visiones alternativas del futuro para deducir de ellas las implicaciones de todo tipo que pueden derivarse para España y para sus gobernantes. Tanto para saber cómo deben transformarse nuestra sociedad para hacer frente a los nuevos tiempos y a sus retos, como para definir las estrategias generales de actuación que deben adoptarse. Pero para ello es necesario comenzar, como se ha dicho, con una síntesis del pasado reciente y de la situación actual.

Se recuerdan estas cuestiones de planteamiento y enfoque del trabajo porque el diagnóstico que se pretende hacer del pasado y de la situación actual debe ceñirse al máximo al tema de estudio. Una cuestión primordial, por ejemplo, es diagnosticar si el entorno actual es convulso, inestable, peligroso, lleno de riesgos, etc…, o si por el contrario es tranquilo, estable, seguro y previsible. Dependiendo de la conclusión alcanzada, y de los aspectos de detalle que se puedan indicar, las medidas a adoptar en términos de seguridad y en otros términos pueden ser muy diferentes.

Los humanos no somos meras figuras del paisaje, somos animales ubicuos que exploramos y ocupamos todo lo que aparece ante nosotros y seres teleológicos capaces de fijarnos metas externas a nosotros mismos y orientarnos a alcanzarlas. Somos además unidades biológicas radiantes que continuamente sacamos de nuestro interior, o irradiamos, nuevas ideas, nuevas palabras, nuevas explicaciones y teorías de todo lo que nos rodea, y muy especialmente, nuevas herramientas, utensilios y máquinas. Quiere esto decir que el cambio es consustancial al hombre y a sus sociedades. Así lo creemos y así lo decimos, aunque no veamos con claridad que en nuestro mundo se arregle nada ni se avance demasiado en la solución de grandes problemas.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario