4860909-7254008.jpg

Estrategia, Liderazgo y Motivación como aspectos tradicionales del Management.(II) Liderazgo (Continuación)

Se continúa en este post haciendo referencia al liderazgo en el terreno empresarial. Se citan en relación con ello, como es lógico, a autores actuales del mundo del management muy conocidos por sus libros y por su actividad docente en una mayoría de los casos. Hay otros como Peter Drucker (ya fallecido) que renunció siempre a ser académico y a pesar de ello fue en vida uno de los grandes gurús del liderazgo y del management. El liderazgo en la empresa está unido a la eficiencia y a la efectividad y, por supuesto, al éxito general de la empresa. Las empresa líderes en el mercado suelen estar llevadas por lideres natos, con lo que de nuevo se nota una relación estrecha entre el liderazgo y la gestión. Son como dos caras de la misma moneda.

(Continuación)

Otros autores han indicado que las circunstancias son a veces responsables de la aparición de un líder y han resaltado el hecho de que no es la persona la que crea las situaciones sino éstas las que producen un líder. Fred Fiedler (1922- ) dentro de este grupo aportó la teoría de la “contingencia” de acuerdo con la cual hay dos tipos de líderes, uno el que tiende a tener muy buenas relaciones con su equipo y a través de ello obtener buenos resultados y otro el que confía más en hacer las cosas él directamente y diríamos que prefiere “meter las manaos en la masa”. Sus conclusiones basadas en estudios de campo diversos fueron que los primeros funcionan mejor en condiciones externas intermedias en cuanto dificultad y gravedad y los segundos lo hacen muy bien bajo condiciones extremas de dificultad y bajo condiciones muy favorables .

Muy relacionadas a las anteriores han estado las teorías transaccionales sobre el liderazgo, las cuales ponen énfasis en las transacciones o relaciones del líder con su equipo, y las transformacionales que destacan la capacidad del líder para transformar la empresa y su entorno.

Las teorías funcionales en las que han insistido muchos autores, entre ellos Peter Drucker (1909 – 2005), prestan atención a los resultados obtenidos por la empresa y unen los líderes eficientes a las empresas eficientes. Lo normal es que el líder eficiente se ocupe de facilitar las cosas a su equipo y a toda la organización y de ayudar continuamente a la gente para que trabajen lo mejor posible.

Peter Drucker en concreto estableció dos grandes componentes de la gestión que hay que armonizar adecuadamente: el management o la práctica de la dirección y el líder efectivo .

En esta línea de investigación se ha trabajado mucho también en cuanto a la medida del liderazgo a través de los resultados y el éxito conseguido en las empresas. El término inglés “perfomance” es básico en estas interpretaciones, ya que un líder, sobre todo en las organizaciones, debe contribuir al buen performance (funcionamiento, ejecución, desempeño…) de las mismas.

Ello lleva directamente a la idea del liderazgo en la empresa. Un área relativamente más reciente en la que hay muchos y muy destacados autores. Tantos como autores de management en general, se podría decir, dada la fuerte conexión entre las dos materias. Difícilmente puede un autor distinguido en temas de management evitar referirse antes o después al liderazgo.

Uno de los principales aspectos del liderazgo en la empresa y en las organizaciones en general es su interrelación con la jerarquía, el poder y el mando.. ¡Son cosas distintas!, diría un especialista, pero la verdad es que se solapan continuamente. Al fin y al cabo los directivos van ascendiendo de nivel en la jerarquía de la empresa porque lo hacen bien y esto exige en la mayoría de los casos una cierta capacidad de liderazgo. Hay otro aspecto deducido del hecho de que una empresa es una organización formal en la que trabajan muchas personas y en la que hay objetivos y metas formulados por grupos que trabajan juntos. La capacidad para trabajar en equipo sería en estos casos otra de las habilidades del líder empresarial.

En fechas más próximas a las actuales, de hecho, se ha dado importancia a los componentes emocionales del comportamiento del líder y al carisma, habiéndose indicado que el contagio de emociones o estados de ánimo está fuertemente unido a la capacidad de liderazgo. El trabajo en equipo, las buenas relaciones, la empatía entre sus miembros y el buen estilo de trabajo, son aspectos positivos que consigue el buen líder. La atención por el equipo, su interés por tenerlo informado y motivado, por ayudarlo y por resolverle todos sus problemas es otro de los aspectos que destaca este tipo de interpretaciones sobre el liderazgo.

Warren Bennis (1925- ) podría ser señalado como el autor que más contribuyó en su momento al estudio del liderazgo en la empresa. Desarrolló en los años 60 y posteriores del pasado siglo una importantísima labor en relación con este tema y fue el creador de lo que suele denominarse como “Estudios de Liderazgo”. Trabajó durante sus primeros años de profesional en un laboratorio dedicado al estudio de los pequeños grupos de trabajo, Grupos T y otros, se interesó posteriormente por las estructuras organizativas y su desarrollo, pasando a continuación a ejercer el liderazgo en la administración de universidades. De vuelta a su actividad académica publicó libros sobre liderazgo enormemente útiles que se hicieron muy populares . Entre sus aportaciones están la de demostrar que los líderes con estilo humano y democrático resultan mejores en la gestión de la complejidad y el cambio.

Rosabeth Moss Kanter (1943- ), profesora de la Harvard University desde 1986 y editora de Harvard Business Review de 1989 a 1992, es otra autora de Management que ha dedicado atención al liderazgo. Lo mismo se puede decir, y quizás con mayor énfasis de John Kotter ,(1947- ), profesor desde 1972 de la Graduate School of Business Administration de la Harvard University. Y lo mismo se puede decir de Henry Mintzberg (1939- ), Peter Senge (1947- ), Charles Handy (1932- ), Gary Hamel (1954- ), Edgar Schein (1928- ) y muchos otros. Así como de multitud de autores menos conocidos de todo el mundo que han escrito sobre el tema en los último.

(Continúa en el post siguiente)

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario