images (3)

Incertidumbres sobre la economía mundial

Ademas de las predicciones en sí y los vientos en contra identificados en las economías de los países desarrollados, a lo que se ha hecho referencia en el post anterior, conviene mencionar también las incertidumbres de la época actual. Son muchas y fuertemente negativas, lo que indica que la economía no crecerá de una forma importante en los próximo años debido, precisamente, a la desconfianza de los empresarios, los inversores y los consumidores ante una economía mundial con fuertes nubarrones.

¿Quien controla la economía mundial?. Los fondos soberanos

En lo relativo a las incertidumbres y riesgos lo más importante es que aunque corporaciones financieras se han desapalancado desde 2008, la deuda emitida por instituciones no financieras aumentó un 55 % desde el cuarto trimestre de 2008 al cuarto de 2014. Esto último lleva a que exista una incertidumbre creciente en el mundo procedente de una posible normalización de los tipos de interés en los Estados Unidos, con dudas elevadas en cuanto al proceso de incremento de tipos y su secuencia. Las asunciones sobre dichos  tipos de interés utilizadas en la solución básica del modelo econométrico del Proyecto LINK son de 0,75 a 1,00  en 2016 y de 1,75 a 2,0 en 2017

Otras hipótesis se refieren a rápidos ajustes de los precios de los bonos públicos, lo cual puede llevar  a un aumento de los costes de la deuda y a fuertes presiones para el desapalancamiento. Así como a cambios bruscos en las direcciones de los flujos de capital, con la consiguiente volatilidad de los mercados financieros

Otros riesgos tienen que ver con la vulnerabilidad en las grandes economías emergentes. Si continúan los bajos precios de las materias primas y se mantiene el menor crecimiento actual de China, disminuirán los ingresos por exportaciones de las más grandes economías emergentes disminuyendo sus posibilidades de política fiscal.

Los rápidos ajustes a los nuevos tipos de interés que serán necesarios producirán grandes salidas de capital y ajustes en los tipos de cambio. La disminución de la liquidez resultante y el aumento de los costes de los créditos llevará a una disminución importante de las inversiones

En cuanto a los riesgos geo-políticos, se considera que los conflictos crearán problemas en las perspectivas de crecimiento regional. Nuevas escaladas en los conflictos de Oriente Próximo pueden afectar a los precios del petróleo y la crisis de los refugiados puede aumentar.

Todo lo anterior lleva, de acuerdo con lo debatido en la reunión del Proyecto LINK de octubre de 2015, a que existan muchas preguntas abiertas tales como las siguientes: 1) ¿Es la disminución del crecimiento de la productividad cíclica o estructural?; 2) ¿Han llegado los precios de las materias primas a su mínimo?; 3) ¿Qué importancia ha tenido el impacto de la disminución de los precios de las materias primas en el crecimiento mundial y cuánto durará?; 4) ¿Cómo han influido las bajas tasas de inflación y las perspectivas de deflación e la incertidumbre y a la volatilidad del crecimiento en las economías desarrolladas?; 5) ¿Cambiarán abruptamente las expectativas de inflación y eso producirá fuertes subidas de las tasas de interés?; 6) ¿Qué importancia ha tenido en el rápido crecimiento de los activos financieros la aportación de dinero a los bancos?; y 7) ¿A qué velocidad se desapalancarán las empresas y cuáles serán los ajustes en el valor de las empresas y en los precios de los bienes inmuebles?

Los retos para las políticas económicas son elevados, ya que hay que conseguir un delicado equilibrio entre crecimiento y empleo a la vez que estabilidad financiera. Se necesita también un ajuste gradual de los precios de los activos financieros y conseguir un equilibrio entre los resultados a nivel de economías nacionales y sus impactos internacionales

En relación con la política fiscal tendrá que ser enérgica para conseguir impulsar el crecimiento, aunque el espacio fiscal es muy limitado en muchos países desarrollados. Dicho espacio puede disminuir adicionalmente si los precios de las materias primas siguen bajos, si el crecimiento se mantiene por debajo de su potencial y si los costes financieros comienzan a subir. En cualquier caso las política fiscal tendrá que ser enérgica para impulsar el crecimiento.

Las reformas estructurales, aunque difíciles de implementar, pueden aumentar los niveles actuales de productividad y competitividad y crear fuentes adicionales de crecimiento. Las políticas en favor del empleo, por último, pueden complementar las actuaciones fiscales

En cuanto a las políticas nacionales y la coordinación de políticas  internacionales es posible que sean más difíciles de adoptar debido a incompatibilidad  de diversos objetivos de  políticas de actuación y dificultades actuales del entorno económico que hacen difíciles ciertos  acuerdos y equilibrios.

________

Imagen tomada de: https://globalhisco.blogspot.com.es/2014/05/quien-controla-la-economia-mundial-los.html

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario