4578595-6855742.jpg

La capacidad de recibir y generar impulsos eléctricos de las neuronas como base de los “correlatos neuronales de la consciencia”

Seguimos en este post admirándonos de la experiencia vital de Christof Koch, un científico educado en el catolicismo y practicante ferviente en su edad adulta, según nos dice en su libro, al que la ciencia lo llevó a la pérdida de su fe y a la interpretación meramente materialista del mundo, incluido un fenómeno tan misterioso como la consciencia. Para entrar en los motivos por los que cree que la consciencia será finalmente explicada en términos materiales –biológicos y físicos — es necesario detenerse aunque sea de forma muy resumida en el funcionamiento del cerebro, con particular referencia a la actividad eléctrica de las neuronas. Es lo que hacemos a continuación.

(Continuación del post anterior)

Debo decir que Koch vivió muchos años de su vida adulta como católico y en esa doctrina educó a sus hijos, pero tengo que añadir inmediatamente que la ciencia lo hizo abandonar su fe y sus creencias. Aún asistiendo a Misa de vez en cuando y añorando el mundo equilibrado y tranquilo espiritualmente hablando de su niñez y juventud, Christof Koch se declara materialista (fisisista en realidad, utilizando un anglicismo), o creyente en el fundamento exclusivamente físico de nuestro mundo, incluidos fenómenos tan misteriosos como la consciencia. Cree profundamente que la consciencia será explicada hasta en sus más mínimos detalles por la Biología y por la Física que subyace bajo ella.

Es en este sentido “reduccionista”, es decir, que busca la explicación de todas las cosas de nuestro mundo, incluido el crebro y la consciencia, el tema al que él se dedica, a través del funcionamiento y la interrelación de sus componentes.

Los NCC, o “correlatos neuronales de la consciencia”, a los que Francis Crick dedicó sus últimos años de actividad científica hasta su muerte a los 88, y sobre los que Christof Koch continúa trabajando, no son otra cosa que buscar la actuación sincronizada de determinados grupos de neuronas y sinapsis y el disparo o activación conjunta de los mismos, en relación con determinados estados de consciencia. Se busca la relación o correlación de dicha activación conjunta con la aparición de ideas abstractas o “qualias”

Habría que recordar para los que lo necesiten que los términos activación, disparo o iluminación de las neuronas se refieren al hecho de que en las neuronas se producen impulsos eléctricos a través de los cuales se transmiten órdenes. Como se indica en cualquier manual de Neurología, las neuronas son células muy sofisticadas del sistema nervioso cuya principal característica es la excitabilidad eléctrica de su membrana plástica. Su función es la recepción de estímulos y la conducción de los impulsos nerviosos entre ellas y entre otras células, por ejemplo las de las fibras musculares. Son en realidad complejos procesadores que recogen, procesan y retransmiten datos, dicho de una forma entendible, a través de las sinapsis o puntos de interconexión con otras células. Reciben los impulsos a través de las dentritas que están todas conectadas a miles de sinapsis. Cada sinapsis aumenta o disminuye brevemente la conductancia eléctrica de la membrana. La electricidad resultante es traslada a las dentritas y el cuerpo celular de la neurona con uno o más impulsos conocidos como potenciales de acción o picos de electricidad. Conviene también recordar que dichos impulsos son de un décimo de voltio y duran menos de una milésima de segundo. Los impulsos son enviados hacia otras neuronas o células de otro tipo a través del axón que se conecta a su vez a las sinapsis de dichas otras neuronas o células.

El cerebro, como se sabe, es un órgano muy pasivo y estático y nada de lo que se ha descrito puede verse a simple vista ni siquiera observando directamente el cerebro de un animal vivo. Los hombres, sin embargo, hemos inventado técnicas como la Electroencelografía (EEG) , la Imagen por Resonancia Magnética (IRM) o la Imagen por Resonancia Magnética funcional (IRMf) que permiten detectar los impulsos eléctricos y, o bien registrarlos gráficamente, o bien mostrar imágenes con mucho colorido de las regiones cerebrales que ejecutan una tarea determinada. La iluminación de las neuronas a la que antes aludíamos surge de las imágenes que los equipos de IRM son capaces de mostrar.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario