Winter snow covers the Tweed Valley

La continuación de la crisis económica

La crisis económica actual puede extenderse más de lo previsto. La doble recesión, la recuperación en forma de bañera o, incluso, una evolución en L pueden resultar posibles tal como se está viendo en los últimos días

La crisis económica mundial puede ser uno de los fenómenos desencadenantes de las dificultades para la sociedad mundial en su conjunto. Siempre que un debilitamiento económico generalizado ha tenido lugar en el mundo han surgidos dificultades diversas de gran alcance. Aunque la recuperación económica mundial se produzca de forma rápida el mal producido ya por la crisis financiera y los desequilibrios inducidos por ella en el mundo no se corregirán a corto plazo.

La transición hacia un mundo multipolar en el que surgirán otras potencias económicas mundiales y en el que la hegemonía ejercida por los Estados Unidos desaparecerá o disminuirá considerablemente, no tendrá lugar sin tensiones ni dificultades. La hegemonía actual tiene, sin duda, sus aspectos negativos, pero correremos un gran riesgo si no ponemos en marcha otra nueva hegemonía o un nuevo sistema de gobierno y ordenamiento mundial.

Los conflictos en oriente próximo y en Afganistán empeorarán y el terrorismo de Al Qaida actuará con fuerza en diversos países desarrollados

La conflictividad social y étnica aumentará en las grandes ciudades y la inmigración será siendo un problema difícil de resolver.

La escasez de energía afectará a los países desarrollados en general y con particular importancia a los europeos. La escasez de agua creará problemas en algunos países del hemisferio norte pero serán los países del hemisferio sur los más afectados.

Algunos países sentirán tentaciones intervencionistas y desencadenarán conflictos armados difíciles de contrarrestar.

Los cambios tecnológicos en marcha no estarán todavía en condiciones de producir resultados positivos. La Sociedad de la Información seguirá desarrollándose pero las nuevas economías relacionadas con la biotecnología, la nanotecnología y la cognotecnología se estarán retrasando.

En conjunto, una época de transición y cambio que no permite ser optimista a nadie pero que tampoco será el fin del mundo. Los problemas no serán más graves que en otras épocas y la tendencia al entendimiento y la negociación sobrevolará sobre la conflictividad típica de una época de grandes transformaciones

Puede ocurrir también que la transición a una etapa más estable se produzca tras una crisis profunda en el mundo similar a la que supuso la segunda guerra mundial. No tiene necesariamente que ser un conflicto armado mundial pero hay motivos para pensar en un bache más profundo que la depresión económica, con ser ésta ya de por sí un fenómeno de extremada gravedad.

Es difícil imaginar la naturaleza del bache profundo al que nos referimos, pero existen diversas alternativas que podrían ser mencionadas. Un proteccionismo excesivo, por ejemplo, podría desencadenar un mundo en el que el proceso de globalización se paralice y la desintegración de las relaciones internacionales lo transforme en algo irreconocible.

Podría también ocurrir que determinados países se vuelvan agresivos y expansionistas y terminen anexionando u ocupando otros países cercanos tal como ha sido el caso en determinadas etapas de la historia reciente del mundo.

El terrorismo generalizado con el apoyo de determinados países es también una posibilidad abierta.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.
Post anterior

Algo más sobre Inteligencia Artificial General

Post siguiente

Dos grandes etapas por delante de nosotros.

Deja tu comentario