2886498-4083436.jpg

Origen y Presente: las cinco etapas de la consciencia

Un libro reciente en español pero publicado inicialmente en alemán hace más de cincuenta años, resulta enormemente actual y dcididamente interesante para el tema de este blog. La evolución de la consciencia que el autor describe y discute introduce puntos de vista contrarios a algunas de las interpretaciones actuales de la consciencia y resulta ser un baño de agua fría para los partidarios de la Intelegencia Artificial Fuerte.

Quiero hacer unos comentarios sobre el libro publicado recientemente en español “Origen y Presente” de Jean Gebser. Se trata de una obra editada inicialmente en alemán, en Suiza, en el periodo 1949-1953. El primer tomo, de hecho, en 1949 y el segundo en 1953, según indica el traductor de la obra al español y autor de la excelente nota biográfica que la acompaña, J. Rafael Hernández Arias.

Resulta oportuno después de las últimas incursiones hechas en este blog al mundo de la consciencia y su aparición en el hombre ya que Gebser es un especialista en el tema. No es un autor muy conocido y parece que su brillante obra ha quedado todos estos años en manos de unos cuantos especialistas y aficionados incondicionales de sus escritos de distintas partes del mundo.

No quiero repetir lo que se puede leer en la contraportada y en la nota biográfica citada, así como en Internet, sobre la vida de este autor. Simplemente indicar que nació en 1905 en la entonces ciudad prusiana de Poznan y murió en 1973 en la ciudad suiza de Wabern bei Bern. Salió pronto de Alemania y vivió en diversos países europeos, incluida España (de 1931 a 1936). Huyendo de la guerra civil española pasó a Francia y de allí posteriormente a Suiza donde se asentó y vivió hasta su muerte. Desde Suiza viajó de nuevo a España, a Grecia y a Latinoamérica, así como extensamente, en un largo viaje, por Asia

La obra publicada ahora en español sencillamente impresiona por diversos motivos. Es una obra extensa de 955 páginas de las que casi 150 están dedicadas a notas muy elaboradas. Desde el punto de vista de la cultura que refleja es también notabilísima ya que repasa la historia del pensamiento occidental con referencia a un número elevadísimo de autores de multitud de terrenos, desde la filosofía a la ciencia, desde la psicología a la sociología y desde la pintura a la música y a la literatura, con especial referencia a la poesía. Y por encima de todo es una obra muy original en cuanto a la interpretación que hace de la evolución de la consciencia humana y de su carácter espiritual. Su crítica a autores consagrados (Hegel, Comte o Spengler, entre ellos) y a teorías e interpretaciones admitidas por todos es destacable, siendo esto en parte lo que hizo que su libro no fuera muy bien recibido por los sectores académicos de la época. Aunque tuvo grandes seguidores y defensores entre los más conocidos científicos, filósofos y novelistas europeos.

Jean Gebser cuyo nombre de nacimiento era Hans Karl Rudolf Hermann Gebser, que fue además de filósofo y poeta, un lingüista, cambió su nombre según el país en el que vivió. En España parece que fue Juan y en Francia y Suiza adoptó el de Jean con el que ha pasado a la historia.

Su libro ha sido considerado con el tiempo como una obra cumbre de la filosofía de la cultura, como una historia de la consciencia, como una aportación clave a la historia del pensamiento occidental y como un estudio básico de la crisis europea que trajo las dos guerras mundiales del siglo XX y el fracaso del mundo del progreso, la racionalización y la tecnología sin control. Los editores de la obra destacan la oportunidad de su publicación en una época como la actual en la que Europa parece estar más en crisis que nunca.

Lo más interesante para el tema de este blog es que establece y analiza cinco etapas en la evolución de la consciencia en el hombre: 1) la llamada estructura arcaica; 2) la estructura mágica; 3) la estructura mítica; 4) la estructura mental; y 5) la estructura integral.

La última de ellas es en la que estamos entrando y supone en parte una salvación para el hombre y la humanidad. Sería una consciencia holística que integraría las anteriores estructuras y combinaría la totalidad y multiplicidad de la experiencia y el pensamiento humanos. Podría, si su difusión se consuma, salvarnos de la dominante estructura mental actual dominada por el racionalismo, el cientifismo y el dominio excesivo de la tecnología.

Y más importante que ello es el convencimiento de Gebser de que la consciencia evoluciona a saltos a través de mutaciones que son siempre actos de integración cuyo origen es de naturaleza espiritual. Critica en este sentido lo que llama la “botanización”, “biologización” o “psicologización” del espíritu y parece que no habría estado de acuerdo con Antonio Damasio a pesar de criticar también, como este neurocientífico luso, el dualismo de Descartes.

El contenido del libro es una mala noticia para los defensores de la Inteligencia Artificial Fuerte, primero porque la consciencia humana no es algo definitivo, a pesar de que nos deslumbremos ante la capacidad de reflexión e introspección del hombre actual; segundo porque la consciencia evoluciona cuánticamente; y tercero porque la conciencia tiene un origen espiritual.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.
Post anterior

El pensamiento en la edad de oro de la Grecia clásica

Post siguiente

Tendencias en Educación y Energía

Deja tu comentario