Sunset

Resumen sobre Previsión Tecnológica

En el curso mencionado en las tres entregas anteriores se hizo un resumen también de la Previsón Tecnológica como práctica empresarial. Se incluye aquí repondiendo a la petición de algunos lectores

La Previsión Tecnológica (Technological Forecasting o Technology Forecasting) se utilizó durante años en los Estados Unidos como sinónimo del término Prospectiva. La Prospective (nombre en francés con el que surge nuestra disciplina) es producto de la acción de Gastón Berger, Bertrand de Jouvenel y otros autores franceses que trabajaron sobre estos temas justo después de la Segunda Guerra Mundial. Una época dominada, como se sabe, por los éxitos iniciales de la Planificación Centralizada Soviética (GOSPLAN), por la Planificación Indicativa francesa y por el predominio casi absoluto del Keynesianismo (es decir, la intervención estatal y la existencia de planes nacionales de desarrollo).

En los años 60 la OCDE, como ha hecho en muchas ocasiones para otros temas, puso en marcha un estudio para ver lo que se hacía en los países miembros de esta organización en relación, con la predicción, la incipiente prospectiva, y la planificación. Se publicó un informe en el que se recogieron los dos términos Prospectiva y Previsión Tecnológica. El trabajo fue realizado por el astrofísico y futurista austriaco Erich Jantsch y constituyó la base de la publicación “Technological forecasting in perspective”, OECD, 1967.

En dicho libro se explicaba que en Francia y en la Europa Continental en general, se practicaba la Prospectiva, con cierto carácter sociológico, político y empresarial (algo menos en esa época) y en los Estados Unidos se practicaba la Previsión Tecnológica dedicada en gran manera a prever los cambios y acontecimientos futuros en el mundo de la Tecnología. Gran parte de la labor formal en esta dirección se hizo en la RAND Corporation, una institución muy ligada a las fuerzas armadas norteamericanas. Aparte de orientarse fundamentalmente a la previsión de la tecnología fue allí donde se desarrollaron técnicas como el DELPHI, los árboles morfológicos, Impactos Cruzados, “Scenarios Writing” y otras.

La RAND, en esa época, estaba orientada en sus actividades por las mencionadas fuerzas armadas americanas y trabajaba contra reloj y muy preocupada en temas relacionados con la Guerra Fría y el enfrentamiento de las dos potencias mundiales de la época: Estados Unidos y la Unión Soviética. Existía una gran preocupación en cuanto a que los soviéticos se adelantaran a los americanos en armas de destrucción masiva o en tecnologías claves aplicables a la guerra.

En esas condiciones (presionados por la necesidad y la urgencia) se hicieron grandes aportaciones en cuanto a avances tecnológicos posibles. Aparte de que tenían objetivos muy claros en cuanto a sus estudios, la Previsión Tecnológica siempre se ha apoyado en que en la Tecnología y en su desarrollo es posible identificar tendencias, ratios de velocidad de evolución, conocimientos científicos relacionados y otras dimensiones objetivas que permiten la previsión. La Prospectiva, como se sabe, es siempre más cualitativa y más producto de la imaginación. Nosotros en este curso combinamos las dos dimensiones, como es frecuente hoy.

El DELPHI, que es una de las técnicas surgidas de los trabajos de la RAND, en gran parte de la mano de Olaf Helmer, es genuinamente un método de predicción de las fechas de acontecimientos tecnológicos. Adjunto a este comentario incluyo un ejemplo de los resultados de un DELPHI típico.

Tras varios años de trabajo intenso en la RAND muchos de los investigadores que trabajaron allí pasaron a universidades y otros centros de investigación o crearon sus propias instituciones de estudio del futuro. Surgieron así el Hudson Institute, el Institute of the Future, The Futures Group y muchas otras, en la mayoría de las cuales, por cierto, estuvo en su momento el que esto escribe.

Hoy se utilizan las misma técnicas en ambas disciplinas, o en ambas orientaciones de una misma actividad, pero al principio había bastante diferencia en estas materias a un lado y otro del Atlántico.

En los Estados Unidos el término “Prospective” nunca se abrió camino, a pesar del esfuerzo de los franceses, entre otras cosas porque el verbo “to prospect” en inglés tiene un significado específico ( se usa mucho, por ejemplo, en Medicina o en terminos como “to prospect for oil”).

Durante años los americanos no supieron muy bien cómo denominar con precisión a la Prospectiva, siendo incluso objeto de un esfuerzo de consulta dirigido a los expertos realizado por el propio Helmer en los años 70.

En USA se han utilizado las denominaciones, Technological Forecasting, Futures Studies, Futures Research y otras. Más recientemente se ha generalizado la denominación Foresight que es probablemente la más similar en inglés a Prospectiva.

En España y en Europa en general se utiliza hoy mucho la expresión Prospectiva Tecnológica, algo que a mí personalmente no me gusta, También se utiliza la denominación Prospectiva Social. Ambas denominaciones son esfuerzos de disciplinas determinadas como la Ingeniería en el primer caso, y la Sociología en el segundo, para hacerse con nuestra disciplina.

Yo creo que la Prospectiva es una disciplina única, sin adjetivos, y los que la practicamos somos prospectivistas, es decir, si acaso, una profesión nueva.

No es que quiera hacer de la disciplina que estudiamos una ciencia, una materia fundamental o algo de ese tipo, lo cual no es posible porque no hay sustrato de leyes, conceptos y fundamentos sólidos, pero como simple área de actividad, con metodología, y conjunto de técnicas y aplicaciones propias, si que reclamo su autonomía. Dichas metodología, técnicas y aplicaciones, por cierto, pueden ser estudiadas, aprendidas y enseñadas como tratamos de hacer en este curso.

Personalmente también a mi me gusta seguir utilizando el término Previsión Tecnológica y por eso lo he propuesto aquí como tema del capítulo que tratamos esta semana.

Por cierto que el término sigue siendo utilizado en el nombre de una de las revistas más prestigiosa de nuestra materia: “Technological Forecasting and Social Change”.

En relación con revistas (Journals) sobre nuestra materia están, además de la mencionada, FUTURIBLES, FUTURES Magazine y THE FUTURIST. Las tenéis en Google, como es lógico.

Adolfo Castilla

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.
Post anterior

La paradoja EPR (Einstein, Podolsky y Rosen)

Post siguiente

Algunas precisiones sobre la Prospectiva

Deja tu comentario