1374835-1817078.jpg

Un Futuro Singular

La crisis económica actual nos tiene a todos ocupados con la supervivencia y el día a día. Eso no es malo porque la escasez y la dificultad nos llevan hacia lo concreto y lo práctico. No es sin embargo un plato de gusto, especialmente para los que sufren las cornadas del desempleo y la carencia de medios. Es curioso pero a la vez que la capacidad de supervivencia en los momentos difíciles el hombre desarrolla también con las dificultades la capacidad de imaginar el futuro. Es algo asi como decir: “el presente es malo y puedo hacer poco por arreglarlo pero el futuro puede ser brillante y me pertenece”. Y es cierto, el amanecer existe y se produce puntualmente.

Singularidad, al igual que redes, emergencia y emergentismo, sostenibilidad, cambio climático, identidad, innovación, creatividad, cooperación-competitiva, ética, prod-consumición, responsabilidad social, nanobot, bukyball, qubit, convergencia NBIC y otras, son palabras del siglo XXI. Alrededor de ellas se construirá la nueva mentalidad de nuestras sociedades y un “brave new world” basado en los conceptos que encierran se abrirá camino entre nosotros. Uno de los autores que más está aportando a una visión anticipada de ese nuevo mundo es Ray Kurzweil, al que tuve el gusto de conocer en Toronto en julio de 2006. Hablé ampliamente con él de su famoso libro Singularity is Near, el cual había comenzado a leer sólo unas semanas antes. Es un libro largo y denso al que me enfrenté con fuerza en los meses siguientes y que todavía forma parte de mi abultada lista de libros de cabecera. Kurzweil, que es inventor y hombre de negocios de gran éxito, es uno de los más imaginativos futuristas actuales y un firme convencido de las excelencias de la denominada Convergencia NBIC (Nano-Bio-Info-Cogno).

Cree que el hombre, el ser humano al que tan familiarizados estamos, cambiará de forma sustancial con el desarrollo de esas cuatro tecnologías y con su interrelación dentro de la fisiología humana. Sus predicciones son brillantes, utópicas y positivas hasta extremos que nunca habíamos visto antes. Todos nuestros problemas actuales quedarán resueltos en poco tiempo, desde los terribles problemas económicos y sociales que hoy se ciernen sobre nosotros, hasta la curación del cáncer y la extensión de forma considerable de la vida del hombre. Incluso una nueva religiosidad surgirá en el mundo de la mano de cerebros y mentes enormemente potenciados por la inteligencia artificial y su simbiosis con el hombre.

Lo más sorprendente de la obra de Kurzweil es que cree que muchas de esas transformaciones están a un tiro de piedra de nosotros. Veinte años según él serán suficientes para que la mayor parte de las promesas de la biotecnología se hagan realidad y unos cuantos más para que la nanotecnología y su aplicación práctica sea uno de los fundamentos de la economía mundial. La cogno-tecnología será la siguiente ola transformadora del ser humano actual y su desarrollo práctico no se producirá mucho más allá del primer tercio del presente siglo.

Tags:
0 shares
Doctor Ingeniero del ICAI y Catedrático de Economía Aplicada, Adolfo Castilla es también Licenciado en Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Licenciado en Informática por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por Wharton School, Master en Ingeniería de Sistemas e Investigación Operativa por Moore School (Universidad de Pennsylvania). En la actualidad es asimismo Presidente de AESPLAN, Presidente del Capítulo Español de la World Future Society, Miembro del Alto Consejo Consultivo del Instituto de la Ingeniería de España, Profesor de Dirección Estratégica de la Empresa en CEPADE y en la Universidad Antonio de Nebrija.

Deja tu comentario